5 tendencias que marcarán la ruta de la ciberseguridad en 2021.


2020 fue el año que nadie vio venir, y claramente no estamos hablando únicamente en materia de seguridad de la información, sino en todo ámbito ya que fue un cimbronazo para todo el mundo y representó un cambio de paradigma y de hábitos que seguramente tendrá consecuencias muy profundas que todavía no podemos asimilar.


Sin embargo los expertos nos ayudan a sobrellevar todo tipo de situaciones que pueden afectar nuestras organizaciones y no sabemos como ayudarnos, te dejamos las 5 tendencias que pueden ayudar a protegernos


El futuro del trabajo: esto significa adoptar una nueva realidad la cual vivimos ahora mismo y que sin duda marcó el comienzo de la implementación masiva del trabajo remoto, con una dependencia de la tecnología mayor nunca antes vista. Este alejamiento de la oficina trajo beneficios para los empleados, pero también dejó las redes y sistemas de las empresas vulnerables a ciberataques. A medida que se digitalice cada vez más nuestra vida laboral y familiar, la ciberseguridad seguirá siendo el eje de la seguridad empresarial. Los ciberataques son una amenaza persistente para las organizaciones, y las empresas deben crear equipos y sistemas de IT resistentes para evitar las consecuencias financieras y de reputación de dicho ataque.

Ransomware con un giro: Si bien los atacantes de ransomware buscan obligar a las víctimas a pagar por el rescate de la información, ahora también apuestan a exponer los archivos secuestrados de las víctimas. La exfiltración y la extorsión pueden no ser técnicas nuevas, pero en conjunto son tendencias en crecimiento. A medida que las empresas se están volviendo más inteligentes, implementando tecnologías que frustran los ataques y creando procesos de copia de seguridad y restauración resistentes, por lo que los atacantes necesitan un “plan B” para ser doblemente amenazantes. Es posible que los ataques frustrados o los procesos de copia de seguridad y restauración ya no sean suficientes para defenderse de un ciberdelincuente que exige el pago de un rescate. El éxito en la monetización debido a un cambio de técnica ofrece a los ciberdelincuentes una mayor posibilidad de obtener un retorno de la inversión.

Mantenerse al día con las ciberamenazas: En los últimos años, los grupos de ciberdelincuentes han recurrido al uso de técnicas cada vez mas complejas para implementar ataques altamente dirigidos. Hace algún tiempo, la comunidad de seguridad comenzó a hablar sobre los ataques de “malware“, que se aprovechan de las herramientas y procesos del sistema operativo con fines maliciosos, además de cargarse directamente en la memoria de los sistemas por que es recomendable que los equipos de seguridad desarrollen procesos que aprovechen herramientas y tecnologías que no solo eviten que el código malicioso comprometa los sistemas informáticos, sino que también tengan capacidades de detección y respuesta, incluso antes de que estos ataques cumplan su misión.

Fallas de seguridad en los juguetes sexuales inteligentes: Con nuevos modelos de juguetes inteligentes para adultos que ingresan al mercado todo el tiempo, las investigaciones han demostrado que estamos muy lejos de poder usar juguetes sexuales inteligentes sin exponernos al riesgo de un ciberataque. Ahora, esto es más relevante que nunca, ya que estamos viendo un rápido aumento en las ventas de juguetes sexuales como un reflejo de una crisis de salud global y las medidas de distanciamiento social. Como se ha demostrado una y otra vez, el desarrollo seguro y la conciencia pública serán clave para garantizar la protección de los datos confidenciales. Mientras capacitamos a los usuarios para que se conviertan en consumidores que puedan exigir mejores prácticas a los proveedores para mantener el control de su intimidad y datos digitales en los próximos años.


Construcción de Tecnología para Resistir Ciberataques: Al continuar un crecimiento de dobles dígitos en ataques, las compañias cambiarán la manera de abordar la ciberseguridad. Ya no desde un enfoque reactivo, donde mitigan los efectos de ataques a sus activos de tecnología o tratan de contener la repercusión mediática de un incidente. Al contrario, ahora abordarán la ciberseguridad desde un enfoque preventivo, probando constantemente antes de ofrecer funcionalidades a sus usuarios.


Está claro que la pandemia generó cambios en prácticamente todas nuestras actividades, y por carácter transitivo, en nuestro uso y relacionamiento con la tecnología. Todo esto tuvo y tendrá un fuerte impacto en la ciberseguridad al sumarle a empresas y organizaciones nuevos desafíos -a los ya existentes- para intentar protegerse de los ataques e imponiendo una necesidad de acelerar los tiempos de acción, si necesitas más información no olvides revisar nuestra página https://www.vialynk.com/ y solicitar ayuda de uno de nuestros asesores, solo así protegeremos a nuestras empresas y vidas propias de agentes externos.





50 vistas0 comentarios